· 

¿por qué no vende mi libro?

Si el buen paño en el arca vende ¿por qué no vende mi libro? ¿cómo crear la necesidad de compra?

 

Antiguamente, en tiempo de mis abuelos, era común la frase: “el buen paño en el arca, vende”. La calidad era reconocida sin necesitar difundirse expresamente, dicho de otra manera, lo bueno se vende sin dificultad. Y efectivamente, el boca a boca transmitía la confianza de los compradores por un producto concreto y el vendedor procuraba ofrecer su producto con la calidad, la atención y confianza que el cliente esperaba.

 

Hoy día la publicidad es imprescindible y con los libros ocurre exactamente igual que con cualquier otro producto. Si no se publicita, si no muestra, por muy bueno que el producto sea, no llega al consumidor, por tanto, no vende; pero hay más, la publicidad no basta. ¿Cuántos productos se han retirado del mercado porque, a pesar de grandes campañas, no se obtenían las ventas necesarias incluso con buenos productos y bien acabados? El público manda, si no entra por los ojos, si no te sugiere nada, no compra. Los fabricantes lo saben bien y saben, aparte de publicitar, sugerir la necesidad, hacen que su producto o servicio sea necesario, incluso imprescindible, que no falte en ningún hogar, en ninguna oficina, en ningún lugar, que nadie pueda resistirse a comprarlo.

 

Pero, además, centrándonos en el tema que nos interesa, nuestros libros, el producto que mostramos a los lectores, no está bien acabado. Aparte de que la temática suscite más o menos interés, el resultado final a los ojos del consumidor, insisto, debe ser bueno y además parecerlo. Buena maquetación, tipografía amable que se lea con comodidad, portada sugerente; en la contraportada una reseña comedida, no más de 6-8 líneas; una imagen del autor (no tiene por qué ser la típica foto de carnet), con otro par de líneas sobre el mismo, tampoco viene mal. Recuerda que, tanto en los estantes de una librería como en los resultados que se muestran en una página web, la apariencia de tu libro debe destacar sobre los otros, sugerir en un primer vistazo. Nadie ha dicho que sea fácil, en ti cae la responsabilidad de confiar el diseño, maquetación, revisión de tu libro… a una buena agencia profesional. Así y todo, no puedes echarte a dormir, no nos llevemos a engaños, el piloto automático de las ventas requiere de un mantenimiento y una atención muy bien definida.

 

Nuestro producto es bueno y tiene un acabado sugerente, vamos a venderlo.

 

Lo primero que se nos ocurre son las presentaciones de libros en centros comerciales, bares y librerías con presencia del autor y firma de ejemplares. Pero, ¿es buena idea este tipo de presentaciones? Sí, es buena idea, no obstante, los resultados esperados la mayoría de las veces, no responden a las expectativas y mucho menos al esfuerzo y gasto generado con la presentación. En grandes centros comerciales o auditorios es posible alcanzar 90 o 100 ventas; suponiendo que la venta de tu libro sea 10€ y el coste para ti 6,00€, con el margen habrás cubierto gastos, salvo que la gran superficie o auditorio te cobre por la prestación del espacio.

 

No digo nada cuando se trata de presentar en pequeños eventos, bares, recitales, librerías… si acaso alcanzaríamos a vender 10-20 libros y, en el caso de las librerías, lógico y justo, se quedarían con el 30% de las ventas, si le quitas el coste del libro, tus gastos de desplazamiento, tu precioso tiempo… habrás puesto dinero. No obstante, es buena idea y hay que tomarla como una inversión, el directo con los lectores nos va curtiendo y suscitamos el boca a boca.

 

Bien, teniendo en cuenta que tenemos un mercado potencial de lectores en aumento, en España durante el año 2020, se estima un 68% de la población, un 1,3% más que en el año anterior; porcentaje en que son las mujeres las que están 12 puntos por encima de los hombres, especialmente en el tramo de edad entre los 50 y 65 años. Por tanto, podemos decir con ilusión que nuestro mercado potencial no es escaso, pero sí exigente y especializado, y dependiendo de la temática, todavía más exigente.

 

Entonces, ¿cómo teniendo un mercado potencial tan esperanzador no vende mi libro como para poder vivir de sus regalías y poder seguir escribiendo? Llegado a este punto te das cuenta de que no se trata de publicar y echarte a dormir. El libro es tu producto y tú, mal que nos suene, eres la marca de tu producto.

 

Pero el mundo editorial es un coto cerrado. Las grandes editoriales realizan fuertes campañas de publicidad y márquetin para conseguir las multitudinarias ventas que estamos viendo en conocidos autores, casi siempre los mismos. Y de esos mismos, la gran mayoría de sus lectores se han acomodado a leer todo o casi todo lo que publican. El sistema nos ha preparado para aceptar lo conocido sin titubeos y es muy difícil hacerse un hueco en esa élite.

 

No obstante, pese a todo, tú vives en tu propio universo. Perseveras, trabajas duro, insistes, y por fin tienes tu libro listo para publicar. Su portada, su sinopsis, su tamaño, tu tipografía… ofrecen al posible lector garantías de calidad y su temática y contenido prometen algo novedoso, y además te expresas con una voz diferente, distinta a lo habitual. Ya tienes tu producto. Ahora necesitas un mercado, un nicho de mercado donde tu producto pueda cubrir una necesidad. Y no olvides que es el nicho de mercado el que define el producto. La necesidad de algo, es la que define la solución. No hagamos la solución sin saber en qué necesidad podremos aplicarla. En términos de marketing se trata de dirigir “algo” a una multitud que ya está buscando ese “algo”, no sería lógico principiar una multitud y luego convencerla de que tu producto es lo está buscando”.

 

Los escritores que triunfan son diferentes unos de otros. Ofrecen historias o temáticas diferentes o temáticas o historias similares contadas de manera diferente. No se trata de imitar a los grandes escritores ni a los grandes poetas, se trata de ofrecer tu “producto” con tu “sello personal” a esa multitud que quiere satisfacer una necesidad, esa multitud que ni siquiera sabe que existes, pero que está buscando tu producto.

 

Y si te buscan, debes permanecer donde te puedan encontrar.  Vamos a promocionar tu libro para que genere ventas. Pero antes, y puesto que ninguna editorial nos ha propuesto publicar con su sello, salvo esas editoriales en las que todos estamos pensando y que han definido certeramente en este enlace, busquemos la plataforma idónea, vamos a ver por qué AMAZON posiblemente sea la mejor opción para publicar tu libro en este enlace.

 

Haz que te encuentren.

 

A nivel de promoción, nos podríamos plantear las siguientes cuestiones básicas:

 

  1. ¿Promocionas tu libro en redes sociales, en todas las redes sociales?
  2. ¿Promocionas solo la portada o incluyes algún fragmento sugerente?
  3. ¿Lo promocionas sistemáticamente a diario o solo cuando te acuerdas y tienes tiempo?
  4. ¿Has sugerido a tus amistades y conocidos que dejen un comentario sobre tu obra y que la recomienden?

 

En base a que la calidad es determinante para generar la atención y el entusiasmo en los lectores,

para facilitar que los lectores te encuentren y te vayan conociendo, nos atrevemos a recomendar:

 

 

  1. Portada atractiva. Gustar a primera vista.
  2. Revisión a fondo, demasiados errores propicia rechazo y genera opiniones negativas por parte de los lectores.
  3. Título, subtítulo y sinopsis sugerentes. La sinopsis no debería ser extensa, ocho o diez líneas serían suficientes.
  4. Preséntate a los lectores. Pon una foto en la contraportada de tu libro y en tu perfil de autor, no necesariamente una foto de carnet.
  5. Abre un blog y escribe sobre aspectos de tu libro y linkealo a tus redes sociales.
  6. Crea perfiles en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn y otras redes especializadas como Goodreads, Creatividad Internacional y otras especializadas.
  7. Realiza o contrata un book trailer para tu libro, linkealo a tu blog y a tus redes sociales, YouTube no debe faltar.
  8. Al publicar tu libro en Amazon haz la descripción con código HTML para resaltar algunos aspectos.
  9. Segmenta tu libro en la categoría adecuada, la categoría que más se adapte a tu temática.
  10. Crea promociones de tu libro, especialmente al principio para que te vayan conociendo. A Este respecto Amazon ofrece promociones gratuitas y de pago. Las de pago se hacen en base a términos de búsqueda y pujas, muy similar a Google Adwords.

 

 

 

Finalmente, si con todo este bagaje de recursos no alcanzas las metas que te has propuesto, te queda el recurso de contratar una o varias campañas de Amazon Advertising, puedes comenzar con 10 euros diarios (los autores que viven de sus libros publicados en Amazon invierten una media de 100 euros al día para promocionar diferentes campañas con sus libros).

 

 

 

Amazon, decíamos que es probablemente la mejor opción, porque aparte de las herramientas que pone a tu alcance para que puedas publicar tu libro, tiene cinco millones de clientes dispuestos a comprar en un solo clic.

 

 

 

Espero haberte podido ayudar.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0